Reading Time: 2 minutes

Estoy muy contento porque una vez más voy a hablar contigo sobre la escritura… Lo sé, es lo único de lo que hablo. Pero, específicamente, quiero que nos centremos en ese sentimiento que nos hace dudar de nuestros talentos; o de lo que pensamos que es nuestro talento.

Esa crítica interna que dice, “¿no te avergüenzas estar hablando frente a la cámara como un idiota? ¡¡Deberías encontrar un trabajo, hijo de p****!!”

Eso pasa mucho. Pero a mí no. Soy bastante desvergonzado.

Buscanos en todas las redes sociales 🙂

Creo que nosotros, los escritores de ficción, en lugar de juzgarnos, tenemos que darnos permiso y expandir nuestros horizontes y encontrar formas de alimentar nuestra creatividad. Eso me recuerda a un libro que escribió una amiga mía que vive en Los Estados Unidos y, aunque usted no lo crea, el título es:

Give Yourself Permission!

¡Yes!

Date permiso para hacer lo que te gusta hacer.

Aprende de Galuri, finalmente comenzó a grabar su libro para el podcast, y cuando le pregunté qué tan avanzado estaba, casi me tira el micrófono porque no le gusta que lo presione.

¿Y John? Bueno, también debería estar leyendo las historias de terror, pero creo que está un poco atrasado.

Bueno, centrémonos en darnos permiso, ¿sí?

No deberíamos ocultar nada. Di todo lo que tengas que decir, escríbelo como ficción, y así, ¡nunca! Nadie descubrirá cuál es la verdad en las mentiras!

Galuri ha perfeccionado su trabajo en esos momentos cuando mas siente que lo que esta apunto de escribir le va a causar el mayor bochorno del mundo. Cuando sientas que lo que estas a punto de poner en tu computador es la clase de secreto que no quisieras que ni tu madre supiera, hay es cuando todo va a salir mejor.

Bien, como Galuri no tiene madre…

En su caso, todo lo que escribe es acerca de él, es su biografía, así que tiene que embarrarse en el lodo y soltar toda la sopa… tiene que decir toda la verdad… y después lo tiene que negar todo…

Así también tú lo tienes que hacer, porque esas cosas serán el condimento que tu historia necesita. No dudes en poner sobre la mesa todas tus vulnerabilidades y fracasos. Y también, ¿por qué no? Los de todos los personajes en tus historias.

No hagas los que todos hacen. La gente que trata de quedar bien con todos termina cayéndole mal a medio mundo. No te preocupes como reaccionará la gente cuando lea tus historias. Al principio, todo lo que estas escribiendo es solamente para ti. 

Empieza ahora. Mañana, tal vez sea un poco tarde. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *